+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

BHRAMARI PRANAYAMA (Respiración del zumbido del abejorro)

Siéntese en una postura de meditación cómoda. La columna debe estar erguida, la cabeza derecha y las manos sobre las rodillas en chin o jnana mudra. La postura ideal para esta práctica es padmasana o siddhasana o siddha yoni asana. También se puede utilizar la posición nadanusandhana del nada yoga, de la siguiente manera. Siéntese sobre una cobija enrollada con los talones cerca de las nalgas. Apoye los pies sobre el piso con las rodillas levantadas y los codos apoyados sobre las rodillas. (Para mayores detalles, ver la publicación Yoga y Kriya de la Escuela de Yoga de Bihar).

Cierre los ojos y relaje todo el cuerpo durante un momento.

Durante la práctica, los labios permanecen cerrados sin hacer fuerza y los dientes ligeramente separados. De esta manera el sonido de la vibración se puede oír y sentir en el cerebro con claridad. Asegúrese de que las mandíbulas estén relajadas.

Levante los brazos hacia los lados, doble los codos y lleve las manos hacia los oídos. Use el dedo índice o el del medio para cerrar las orejas. Puede cerrar las aletas de las orejas sin insertar los dedos.

Si adoptó la posición de nadanusandhana, cierre las orejas con los pulgares y apoye los otros cuatro dedos sobre la cabeza.

Lleve la consciencia al centro de la cabeza donde se ubica ajna chakra y mantenga el cuerpo en absoluta quietud.

Respire por la nariz. Exhale despacio y con control, y al mismo tiempo haga un sonido de zumbido profundo y estable parecido al de un abejorro. El sonido del zumbido debe ser fluido, parejo y continuo durante toda la exhalación. El sonido debe ser suave y melodioso y la parte frontal del cráneo debe reverberar.

Ésta es una ronda. Al final de la exhalación, respire profundo y repita el proceso. Practique 5 rondas.

Conciencia: Física: en el sonido del zumbido dentro dela cabeza y en el esfuerzo de hacerla respiración estable y pareja. Espiritual: en ajna chakra.

Duración: De 5 a 10 rondas son suficientes al principio, y luego aumente poco a poco de 10 a 15 minutos. En caso de extrema tensión mental o ansiedad, o cuando utilice la técnica como parte de un proceso de sanación, practique hasta 30 minutos.

Hora para la práctica: La mejor hora para esta práctica es tarde en la noche o temprano en la mañana cuando hay menos sonidos exteriores que puedan interferir con la percepción interna. Practicar a esta hora despierta la sensibilidad psíquica. Son embargo puede practicar bhramari a cualquier hora para aliviar la tensión mental, siempre que el medio ambiente sea tranquilo.

Contraindicaciones: No practique bhramari cuando esté acostado. Las personas que sufren infecciones severas del oído no deben prácticas este pranayama hasta que la infección haya desaparecido. Las personas con enfermedades del corazón deben practicar sin retención dela respiración.

Beneficios: Bhramari alivia el estrés y la tensión cerebral, alivia la rabia, la ansiedad y el insomnio y reduce la presión sanguínea. Acelera la sanación de los tejidos del cuerpo y se puede practicar después de una cirugía. Fortalece y mejora la voz y elimina las enfermedades de la garganta.

Práctica avanzada: Una vez que domine la forma básica de bhramari, puede incorporar jalandhara y moola bandas en la práctica con retención interna de la respiración. No se fuerce cuando realice kumbhaka; uno o dos segundos son suficientes al comienzo. Puede aumentar la duración de manera gradual a medida que perfecciona la técnica. Cuando la cabeza regresa a la posición vertical y los oídos están tapados, exhale despacio produciendo el sonido del zumbido. Como práctica alternativa contraiga la garganta con la inhalación como en ujjayi pranayama, pero haciendo un movimiento muscular un poco más fuerte. De esta manera se produce también un sonido de zumbido en la inhalación.

Nota para la práctica: Bhramari pranayama induce un estado meditativo porque armoniza la mente y dirige la conciencia hacia adentro. Las vibraciones del sonido crean un efecto relajante en la mente y el sistema nervioso. También constituye un aspecto importante del nada yoga que utiliza la vibración sutil del sonido ara sintonizar al practicante con su verdadera naturaleza.

Nota: La palabra bhramari significa abeja y la práctica se llama así porque se produce un sonido que imita el de la abeja negra.
Extraído del libro "Asana Pranayama Mudra Bandha" de Swami Satyananda S. Escuela de Yoga de Bihar.

ensenanza

articulos

mensajes