+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

MEDITACIÓN: REVISIÓN DEL DÍA

Swami Niranjanananda

Practica diez minutos de meditación, cada día antes de dormir. Es un esfuerzo que debes hacer para tu propio beneficio, tu tranquilidad, y sensación de bienestar.

Sólo siéntate en silencio y desarrolla la siguiente idea en tu mente, "No soy este cuerpo, ni la experiencia de comodidad o incomodidad asociado al cuerpo. No soy la mente, ni la la experiencia de placer y dolor que surge en la mente". Des-identificación total, desconexión de las experiencias físicas y mentales.

¿Si no soy el cuerpo, si no soy la mente, entonces qué soy?. Tu eres sólo tú, tú mismo, nada más. En esa experiencia de tú mismo, experimenta el espacio interior, la estabilidad interior, el silencio interior. Despierta la conciencia testigo y luego brevemente repasa las actividades del día.

Pregúntate: ¿Qué hice durante todo el día, desde el momento en que me levanté hasta el momento que me acosté? Es un proceso en que reflexionamos sobre nuestras actividades del día. Repasa la jornada: "En la mañana me levanté a tal hora y luego fui al baño, me bañé y me vestí. La primera persona que vi fue a tal persona; luego tomé desayuno; comí tal cosa, conversé sobre tal otra". Incluso si incluye memorias tales como, "Cuando me levanté tenía una resaca horrible, me dolía la cabeza y mis ojos estaban hinchados". Obsérvate a tí mismo como si alguien estuviese mirándote desde afuera, desde la mañana a la noche. Trata de ver el día completo como si fuera una película. Mira con quién hablaste, dónde fuiste, cómo llegaste allí, en qué humor estabas, qué pensamientos tenías, cómo interactuaste con las demás personas, cuáles eran tus sentimientos y cómo era tu comprensión sobre las diferentes interacciones que tuviste durante el día. De esta manera, descarga el día completo de la mañana a la noche.

Después de que hayas observado el día completo desplegarse ante ti, trata de revisar si hubo algún error en tus acciones, comportamiento o actitudes.

¿Cuál fue la falta? ¿De quién fue la falta, tuya o de la otra persona? Uno siempre tiende a reaccionar a las diferentes situaciones y no debes sentirte culpable, sólo debes conocer tus reacciones. Si te enojaste, no importa; si te pusiste feliz, no importa.. Sólo debes reconocer el estado en el que estabas y luego pensar: "Si alguna vez enfrento una situación similar, ¿cómo reaccionaré?" Y hacer una resolución positiva: "Si enfrento una situación similar seré más equilibrado". Luego te vas a dormir.

Si continuas practicando esto todos los días, al cabo de un mes encontrarás que en vez de avanzar como un toro en mercado chino, destrozando todo a su alrededor, tú serás más cuidadoso, más consciente, más atento de lo que estás haciendo y con más control sobre tus respuestas. Podrás manejar mejor tus niveles de estrés y dirás "Mañana encontraré una mejor manera de lidiar con esa situación. No voy a someterme de nuevo a la misma agonía por la que atravesé hoy".

Esta meditación de diez minutos cada noche, dará lugar al cultivo de tu conciencia. Después de revisar las actividades del día, observa el flujo de tu respiración natural por cinco minutos y trata de tomar largas y profundas respiraciones adentro y afuera. Esta debe ser tu meditación para antes de dormir.

Debe ser como un hábito más que como algo que haces forzado. Sin complicación, de una manera simple.

ensenanza

articulos

mensajes