+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

PRANA O ENERGÍA

Los científicos han comprobado en sus investigaciones que la materia está compuesta por una forma de energía sutil y han llegado a la conclusión que todo cuanto existe es una combinación de energía y materia con lo cual la ciencia confirma la teoría del yoga que enseña que todo es una manifestación de energía sutil que llama prana y que se asocia a fuerza vital y bioenergía en el humano.

Yoga dice que este prana es una energía cósmica que todo lo penetra y es de difícil descripción por lo que su existencia se infiere, pero sus efectos son perceptibles; parecido a lo que sucede respecto de la electricidad cuyos efectos conocemos.

No es correcto comparar prana con el oxígeno de la respiración, más bien podemos compararlo con energía electromagnética, ya que donde hay vida hay propiedades eléctricas.

El prana tiene dos aspectos, cósmico e individual. El primero es muy sutil y sólo es posible percibirlo por medio de facultades psíquicas, especialmente por la intuición. Respecto del prana individual está en el cuerpo humano y es de mayor densidad lo que posibilita percibirlo.

En yoga hay sistemas como hay técnicas, como Prana Vidya y Pranayamas, mediante las cuales es posible percibir el prana individual, manejarlo e incluso captar el prana universal.

Al considerar el prana como energía electromagnética se le atribuye polaridad positiva y negativa similar a la de los iones de los campos magnéticos.
Yoga afirma que una de las causas de las enfermedades es la alteración en el sistema electromagnético del cuerpo porque las cargas positivas y negativas de iones influencian las funciones físicas y mentales. Esta sería la explicación de por qué algunos yoguis han logrado controlar el cuerpo y la mente.

Por su parte la ciencia ha probado que cuando hay mayor carga de iones negativos el efecto es estimulante y vitalizador en el cuerpo y la mente; en cambio, cuando hay abundancia de iones positivos el efecto es al revés. También afirma que las cargas iónicas son necesarias para la vida en el planeta y en cuanto a los seres humanos influyen en ellos para bien o para mal.

Esta es la razón por la cual nos sentimos afectados físicamente cuando estamos en lugares con una mayor carga de iones negativos como ser a la orilla de un río, del mar, caída de agua, campo o montaña, donde hay aguas en movimiento que emiten iones negativos. Por el contrario, una de las razones de los efectos negativos de las ciudades es su alta carga de iones positivos.-

Este conocimiento sobre el prana o energía lo tuvieron los yoguis hace miles de años y algunos con visión psíquica pudieron ver el movimiento de prana en el cuerpo humano y lo llamaron “vayu”, aire vital o pránico y según el área que cubrían le dieron nombre.

Prana Vayu: funciona en la región del torax, entre el ombligo y la garganta, cumpliendo las funciones de los órganos de esa cavidad y de asimilación energética. Corresponde a la inhalación.

Apana Vayu: cubre el área entre el ombligo y el sexo y sus funciones son de eliminación de desechos, actúa en los intestinos, eliminación de orina, heces, gases, semen y se corresponde con la exhalación y es la energía que actúa en el parto.-

Samana Vayu: se mueve en la cintura diafragmática y se relaciona con la actividad del hígado, páncreas, estómago y tracto digestivo, además equilibra los efectos de prana y apana.

Udana Vayu: cubre energéticamente las funciones de la cabeza, la cara, la garganta, etc y además está encargado de brazos y piernas.

Vyana Vayu: viene a ser la reserva de energía y por eso está en todo el cuerpo y mantiene su cohesión, maneja la circulación de la sangre, fluidos y nutrientes.

Los Upa Pranas son campos energéticos menores y son los siguientes:

Kurma Vayu: es responsable de la lubricación de los ojos y del pestañeo

Krikala Vayu: actúa en el hambre, la sed, la tos y el estornudo

Devadatta Vayu: produce el sueño y los bostezos

Naga Vayu: provoca el eructo y el hipo

Dhananjaya Vayu: está en todo el cuerpo y entra en acción al momento de la muerte provocando su putrefacción y desintegración.
Como las corrientes citadas de bioelectricidad o prana son energía producen calor y luz y su emanación fuera del cuerpo se la conoce con el nombre de “aura”. Conforme a lo explicado, personas que tienen visión psíquica y ven estos campos puede conocer y determinar el estado de salud de una persona.

Una comprobación de lo expuesto es la fotografía kirlian. 

POR: BHAKTI YOGA

ensenanza

articulos

mensajes