+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

¿QUÉ CELEBRAMOS EN NAVIDAD?

A la luz del yoga la pregunta no tiene que ver con el pesebre que ideó Francisco de Asis, el árbol de navidad, papá Noel, Santa Claus o los reyes magos, no se refiere al pan de pascua, ni al cola de mono, a los regalos y al consumismo de este mes, sino que a una respuesta que tiene que ver con la realidad y también con la historia.

Es muy probable que se haya olvidado el origen de las celebraciones navideñas o que la respuesta a la pregunta sea superficial o errónea.

Entonces, ¿cuál es la razón de la cena de nochebuena y el compartir regalos? ¿Qué justifica gastos que se salen del presupuesto mensual y desequilibran la economía familiar?.

Lo pregunto, porque detrás de cada palabra y de cada acción debe haber un pensamiento, ya que no debemos ser robots que repetimos sin conciencia lo que los otros hacen. Es ese ser consciente, ese darse cuanta, que nos diferencia de nuestros hermanos menores, los animales.

Es ese saber el que le da un significado a todo el esfuerzo que hago por disfrutar al dar y recibir regalos, al pavo al horno, según la costumbre , al vaso de champagne y al abrazo diciendo ¡Feliz Navidad!

Debemos darle una razón a todo ello, un telón de fondo a los festejos justificables y merecidos.

Y, la respuesta es una sola, no hay otra: conmemoramos el nacimiento de un maestro espiritual, Jeoshua, que todos conocemos por su traducción al griego, Jesús.

Si, celebramos un cumpleaños, el de un niño que de adulto ejercició tal influencia en la historia de la humanidad que su nacimiento marcó un antes y un después.
Por tanto, es en su recuerdo que hay toda una parafernalia navideña que despierta en todos un sentimiento de alegría y amistad expresada al dar un abrazo y decir ¡feliz pascua!

Téngalo presente cuando compra el regalo, cuando lo entregue o cuando prepare la cena de nochebuena; entonces, en ella levante la copa y haga un brindis por el cumpleaños de ese niño que fué anunciado como el Príncipe de la Paz.

ensenanza

articulos

mensajes