+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

EL YOGA FISICO

Por: Swami Ekananda Saraswati:

Lo que mas se conoce  del yoga hoy en día es su parte física y que la mayoría de las personas llama erróneamente  “gimnasia yoga“; en circunstancia que se llama Hatha yoga y que como su nombre lo indica busca producir el equilibrio de dos corrientes de energía , “ha” la física o solar y “tha”, la mental o lunar, a través de la purificación del cuerpo,    producida  por determinados ejercicios.

El Hatha yoga esta formado por 10 técnicas de las cuales  se destacan como conocidas las “asanas” o posturas estáticas mantenidas un tiempo, que por tener este requisito son absolutamente diferentes a cualquier ejercicio gimnástico.

Los textos del Hatha yoga hablan de cientos de posturas , ya que la mayoría tienen variantes; pero se reconocen como importantes 84,  algunas muy fáciles y otras  impracticables para algunos.

Dependerá del estado físico de la persona, o si tiene algún problema de salud, el que pueda  practicar las posturas, porque así como son beneficiosas también tienen contraindicaciones; de allí que  quien decide  hacer yoga debe informar previamente a su profesor si tiene algún impedimento; por lo mismo, conviene  practicar bajo la guía de un profesor competente y experimentado.

Ahora algunas  sugerencias para la practica física: 

Si practicas en casa la habitación debe ventilarse primero; utilizar ropa cómoda, practicar en horas retiradas de las comidas, no  hacerlo cuando se esta enfermo, antes de comenzar  las asanas  prepararse con  algún ejercicio de flexibilización o calentamiento.

El yoga no debe ser competitivo con uno y menos con los demás, por tanto no trates de sobrepasar tu capacidad. Adapta la postura  a tu cuerpo , sin sobre exigirse,  de lo contrario  se genera estrés físico y se acabo el yoga. Para evitarlo, la practica se debe ajustar a tus condiciones  y debe ser progresiva.

El ideal es no imponerse un plan de trabajo rígido, sino mas bien natural y flexible y por sobretodo, adaptado a tu capacidad y condiciones físicas.

Para obtener resultados, a parte de  asistir a clases unas dos veces a la semana, el ideal es practicar un par de  posturas todos los días,  las mismas durante una semana y a la siguiente cambiarlas, te tomara 15’; esto es lo que se llama “sadhana”, la practica personal en casa, y por cierto,  es recomendable no hacer nada de yoga un día a la semana.

Cada postura física debe mantenerse un tiempo, con un estado de interiorización o concentración en la respiración,  en la postura misma, o en un mantra, así se evita la distracción mental. La  atención y la concentración  son vitales en la  practica física del yoga, si la mente no participa no hay yoga, solo gimnasia en cámara lenta; no sin razón el maestro Iyengar sostiene que hay que meditar en la postura.

La respiración debe ser lenta, cómodamente profunda; al abandonar la postura hacerlo lentamente y luego descansar un instante, antes de tomar la siguiente.

Después de estar en una postura,  conviene practicar una contra postura; por ejemplo, si la columna fue hacia adelante, en la siguiente debe ir hacia atrás; si la giro hacia la derecha luego se debe hacerse hacia la izquierda.

Finalmente recordar que el Hatha yoga es una preparación física y energética para la practica del raja yoga, el de la meditación y que  conviene continuar con el.

ensenanza

articulos

mensajes