+562 2417 7314

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  San Jorge 124, Ñuñoafacebook

Testimonios

María Teresa Contreras Quiroz - 23 de junio de 2015

Excelente maestro, fui alumna hace años,soy profesora de yoga, y mi nombre espiritual me lo dio él. Él es mi maestro y yo d...

Vero Pavez - 7 de abril de 2015

Fui alumna del Swami unos cuantos años, primero en Paula Jaraquemada y luego en San Jorge y me siento muy bendecida por haberlo conocido, aprendí mucho de él. Gracias por todo Swamiji, Veronica Hormazabal.

Isabel Gonzalez Arce - 5 de junio de 2014

He tenido el gran honor, de ser alumna de Swamiji. Tanto en yogashala, como en Satyananda Niketan. Mis respetos y cariño a usted Swamiji.

Valeria Schneider Santelices - 20 de junio de 2014

Swami Ekananda un gran profesor y maestro. Además de cálido, simpático, risueño y amoroso!

EL PODER DEL SANKALPA:

Entendiendo el Sankalpa como el poder de la autoafirmación, ese pensamiento y mensaje positivo hacia uno mismo, interno y profundo puedo decir que es una tremenda herramienta para el crecimiento personal y para la autosanación. No lo digo teóricamente, ni porque lo leí en algún manual de Satyananda Yoga. Lo aprendí en clases en nuestro querido Ashram, y decidí aplicarlo con seriedad, con esa conciencia que vamos desarrollando en la práctica y consecuencia en la vida diaria.

Desde al año 1990, desarrollé un problema de salud complejo en el campo de la dermatología. Se dice que es una enfermedad psicosomática crónica, o de muy difícil solución. Más bien mantención con medicamentos, tratamientos con luz ultravioleta, que mantienen a raya este mal en la piel. (Liquen plano). Fueron al menos largos 15 años que tuve que vivir con ello, aplicando todo tipo de tratamientos. Los médicos alópatas me trataron con corticoides, en crema y dolorosas infiltraciones. Los homoeópatas con muchos globulitos. La acupuntura tampoco estuvo ausente. Hubo algunos meses en que el problema se detenía un poco, o desaparecía, pero después de un tiempo, todo nuevamente volvía a punto 0. Tampoco me salvé de las infecciones a la piel producto de las heridas que yo misma me provocaba, pues el picor era insoportable.

Fue en el Havan de febrero 2005 que tuve mi primera experiencia en el mundo del yoga y allí estoy hasta el día de hoy, agradecida de haber llegado al lugar correcto.

En clases viví la práctica de Yoga Nidra, en la cual, en dos momentos, se realiza el Sankalpa. Después de algunas prácticas me construí mi propio Sankalpa apuntando a mi autosanación. No es magia, aunque así pareciera. DURANTE UN AÑO y DIARIAMENTE mi Sankalpa estuvo presente en cada momento del día. Así, luego de ese largo año de práctica profunda, mi piel comenzó a cambiar. Desapareció el picor, se fueron sanando las heridas. Ningún tratamiento lo había logrado. Mi médico tratante estuvo más que sorprendido y extrañado.

Finalmente, lo logré yo misma. Puedo decir desde mi propia experiencia que la autosanación existe. Si dirigimos nuestra mente con nuestra conciencia, en este caso, con esta herramienta poderosa, el Sankalpa, podemos lograr cualquier cosa. Solo hay que hacerlo, hacerlo todos los días hasta lograr el objetivo. Ahora, algunas cicatrices en la piel me recuerdan esos días, que a veces fueron de pesadilla.

Me siento feliz de estar sana desde hace ya casi 10 años, y haber superado una enfermedad “crónica”. Me siento feliz también de poder compartir mi experiencia, pues a muchos les puede ayudar a creer, a tener confianza, dando cuenta de que el poder de la mente consciente no es un tema sólo presente en libros y tratados. Es una realidad.

Eso sí, si no se intenta, si no se practica, o se practica sin perseverancia, así como todo en la vida, no hay resultados.
Hari Om Durga
 
12

ensenanza

articulos

mensajes